domingo, 16 de junio de 2013

Curso con Fabi

Buenas a todas y todos,
hoy me gustaría enseñaros lo que hice en un curso con Fabi.




La verdad es que tenía muchas ganas de hacer un curso con ella. No podéis perderos su blog, yo lo he mirado infinidad de veces. Además de todas las referencias que tenía de ella, cada una de sus alumnas que he ido encontrando en diferentes quedadas o cursos, decían maravillas de ella. Ahora lo puedo decir yo también. Fabi, muchas gracias por tu creatividad, por transmitir, por estar pendiente de cada detalle y hacernos sentir cómodas en todo momento.



El curso era de scrap, que en principio no me atrae demasiado. Pero también se trabajaba el uso de tintas, pinturas y resina, lo cual me animó a apuntarme.
Como se puede apreciar en la entrada de Fabi, las hojas interiores se van pintando y posteriormente se monta el álbum.


Es sorprendente que de unos pedazos de cartón, unos folios, un poco de tela y unas tintas, salga este álbum tan bonito.




Yo ya había hecho cursos de encuadernación, los libros que hice os los enseñé aquí y aquí. Esto me permitió concentrarme más en las tintas, colores y montaje final.

 

El corazón está rematado con resina. Es muy sencillo de trabajar, pero precisa de una lámpara para endurecer... me temo que de momento será mi única experiencia con resinas.


Aquí un detalle para rematar la goma de cierre.


Como veis, el interior de los sobres, también va decorado con la misma técnica.


Aquí los cortes de los uñeros, podéis ver la disparidad de colores y plantillas usadas


Algunos ejemplos de las páginas. La mayoría están hechas con pinturas al alcohol, aunque también usé tintas al agua con escaso éxito. No conseguía diseños claros, lo poco que salió bien, fue gracias a que Fabi estaba con el ojo encima orientándome.





Esto es el revés de las hojas que hicimos para forrar las tapas del álbum. Yo usé principalmente pinturas al alcohol que controlas mejor el resultado que con las de agua, al menos yo. El problema que tienen estas pinturas es que traspasan, como podéis ver, esto dificulta la decoración de esta cara.




El álbum consta de nueve páginas-sobre, tamaño tarjeta con un uñero para sacar y meter las tarjetas fácilmente. Se hacen unas tapas como para encuadernar un libro normal, las hojas se pegan por el lomo y se unen ambas cosas con un fuelle de tela. Muy sencillito pero muy resultón, no hay más que ver las fotos.

¿Algún fallo? Montones, pero para ser la primera vez, estoy muy satisfecha del resultado, sobre todo porque mientras teníamos las hojas secando, ninguna daba dos duros por su trabajo. Sin embargo, todos los álbumes una vez montados, quedaron preciosos y no exagero. Podéis comprobarlo en el blog de Fabi.
Espero que os guste.
Un saludo.

2 comentarios:

  1. Un trabajo precioso , felicidades
    besets
    Lina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por la visita y el comentario.
      Un saludo.

      Eliminar

Me enriquece tu opinión. Gracias por dejarla.